5 preguntas que debes hacerte antes de un aumento de pecho

1. ¿El cirujano que has elegido tiene el título de Cirujano Plástico y está reconocido en España?
Una vez que has optado por operarte, una de las elecciones más importantes es en manos de quién decides ponerte.

Es esencial que el cirujano que escojas tenga el título de “Cirujano Plástico, Estético y Reparador” y que sea reconocido por las diferentes sociedades científicas que existen en España.

2. ¿Qué tamaño de implante deseo?
Es importante tengas una idea previa del tamaño aproximado que deseas; no obstante la decisión final será conjunta con tu cirujano. Se tomarán una serie de medidas específicas de las dimensiones de tu tórax, para seleccionar la anchura y altura adecuada del implante y que se ajuste a tu anatomía. Además contamos con un sistema de imagen 3D que te permitirá hacerte a la idea de cómo cambia el aspecto de tu pecho a medida que modificamos el volumen de la prótesis. Tu cirujano te guiará y entre ambos seleccionaréis el volumen de la prótesis que te proporcione unos resultados satisfactorios, naturales y duraderos.

3. ¿Cuánto dura la intervención?
En los últimos años la cirugía de aumento mamario ha evolucionado mucho; actualmente lo normal es que dure alrededor de 1 hora con anestesia general.

4. ¿Cuánto tardaré en recuperarme tras la cirugía de aumento de pecho?
Empleando una técnica quirúrgica precisa y delicada la inflamación no será demasiado intensa. Lo normal es que tengas molestias moderadas durante los primeros 3 – 4 días, controlables con analgesia oral. Generalmente os reincorporáis a vuestra actividad laboral 1 semana tras la intervención, siempre que no suponga un esfuerzo físico significativo.

5. ¿Cuánto dura un implante mamario?
Las prótesis empleadas por nuestro equipo presentan las mayores garantías, usamos marcas que ofrecen calidad contrastada a lo largo del tiempo. No existe obligación de cambiar los implantes; sin embargo, se recomienda hacer seguimiento a partir de los 5 años de la cirugía. Si no se observa ningún problema con el implante (rotura, fuga o excesivo desgaste), no hay indicación de sustituirlos. Sí es cierto que, a medida que pasan los años el cuerpo va cambiando y una prótesis que hoy puede ser ideal, en 15 – 20 años podría requerir un recambio para mantener un resultado óptimo.