¿Dónde se colocan los implantes de mama: delante o detrás del músculo pectoral?

Muchas pacientes no saben que existen varias opciones a la hora de colocar el implante, por delante o por detrás del músculo pectoral mayor.

Existen diferentes factores que pueden ayudar a seleccionar el plano de colocación:

  • Tú anatomía
  • El volumen de los implantes
  • Deseos propios del paciente

Es importante que el cirujano que escojas sea capaz de recomendarte el plano de colocación de la prótesis que condicione un resultado óptimo, duradero y natural. Ambas opciones son técnicamente correctas, no obstante cada plano tiene sus pros y contras, los veremos a continuación.

Plano Subglandular:

En este caso la prótesis se coloca por detrás de la glándula mamaria y por delante del músculo pectoral.
Ventajas: los pacientes sufren menos movimiento de los implantes durante su actividad física y las molestias son algo menores en los 2 – 3 días tras la cirugía.

Desventajas:
– Puede dificultar en cierta medida la interpretación de las mamografías.
– Mayor riesgo de contractura capsular
– Mayor riesgo de que se palpe la prótesis o se noten pequeños pliegues (rippling), sobre todo en pacientes delgadas.

Plano Submuscular:

En este caso la prótesis se coloca por detrás de la glándula mamaria y también del músculo pectoral.

Ventajas:
– Permite interpretar más fácilmente las mamografías
– Menor riesgo de contractura capsular
– Menor riesgo de que se palpe la prótesis o se noten pequeños pliegues (rippling) debido a que queda también cubierta por el músculo pectoral.

Desventajas:
Normalmente la cirugía genera más molestias o sensación de presión en los primeros 2 – 3 días

En general solemos recomendar el plano submuscular, puesto que reduce el riesgo de determinadas complicaciones con la única desventaja de ser algo más molesto en los primeros días del postoperatorio. No obstante, es esencial que el cirujano que escojas haga una correcta valoración de tus características anatómicas, desarrollo muscular, cantidad de glándula mamaria … además de entender cuáles son tus deseos y expectativas, para así poder lograr resultados óptimos, naturales y duraderos.