RINOPLASTIA

Es imprescindible no sólo conseguir una nariz armónica y proporcional con el rostro, sino también funcionalmente correcta.

Técnicas y procedimientos

TIEMPO DE INTERVENCIÓN
La cirugía dura aproximadamente 1-2h
TIPO DE ANESTESIA
General
HOSPITALIZACIÓN
1 noche
TIEMPO DE RECUPERACIÓN
Reincorporación laboral 7- 10 días.
Inicio deporte sin impacto: 1 mes.
DURACIÓN DE RESULTADOS
Permanentes
RESULTADOS
Inmediatos

La nariz constituye uno de los rasgos principales de la cara. Por ello, su armonía con el resto de elementos faciales es importante desde el punto de vista estético. Ciertas personas no se encuentran cómodas con su nariz, bien por su tamaño y /o forma, o bien porque no es proporcional ni armónica con el resto de la cara. Además, no es infrecuente que se asocie con alteraciones funcionales o problemas para respirar con normalidad por los orificios nasales. El origen de estas alteraciones puede ser congénito, o deberse a traumatismos nasales o enfermedades previas.

¿Qué es la rinoplastia?

La rinoplastia es una cirugía que permite corregir las alteraciones estéticas y funcionales de la nariz, ya sea cambiando su forma y tamaño o remodelando zonas concretas de la misma (dorso, punta…). En ocasiones ciertas deformidades externas y alteraciones funcionales se asocian con desviaciones en el septum nasal (tabique), se trata mediante una cirugía denominada rinoseptoplastia.

La nariz no sólo es un elemento estético en el rostro, tiene también una función esencial: La respiración. Debido a esto es imprescindible no sólo conseguir una nariz armónica y proporcional con el rostro, sino también funcionalmente correcta.

La Dra. Ojeda será quien valore de manera individual cada caso, analizando las características anatómicas y función de su nariz. Sólo así podremos recomendarle el tipo de procedimiento idóneo y absolutamente individualizado, con el que vayamos a cumplir con sus deseos y expectativas, obteniendo resultados naturales y duraderos.

Rinoplastia abierta
Rinoplastia cerrada

¿En qué consiste la cirugía de rinoplastia?

En cuanto a los abordajes quirúrgicos existen dos tipos de rinoplastia:

Cerrada: Se realiza mediante incisiones que quedan ocultas por dentro de la nariz. Indicada en aquellos casos en los que no se requiere realizar modificaciones óseas o cartilaginosas demasiado importantes.
Abierta: Se realiza mediante una incisión a nivel de la columela (zona de la nariz que separa ambas fosas nasales), permitiéndonos tener una visión directa de los cartílagos y huesos nasales. La cicatriz final resulta imperceptible. Está indicada en aquellos casos de mayor complejidad en los que debemos realizar modificaciones relevantes de los huesos y cartílagos nasales.

Empleamos un procedimiento de abordaje de las estructuras nasales denominada rinoplastia de preservación. Esta técnica ha sido impulsada principalmente por el Dr Baris Çakir en Estambul. La Dra. Ojeda ha tenido oportunidad de asistir congresos y cursos internacionales centrados en la rinoplastia de preservación y así aprender de la mano de los mejores.

Este tipo de intervención consiste fundamentalmente en:

Conservar y restaurar los ligamentos nasales: De esta manera conseguimos una máxima definición y naturalidad en la punta.
Disección en planos subpericóndrico y subperióstico: Los huesos y cartílagos nasales están envueltos en una membrana; en la técnica de preservación la disección se realiza por debajo de la misma (planos subperióstico y subpericóndrico) donde no hay vasos sanguíneos, generando una menor inflamación y hematomas.

Principales ventajas de la rinoplastia de preservación:

Máxima definición y naturalidad en la punta.

Menor inflamación y edema.

Menor lesión de las estructuras nasales.

Una vez realizado el abordaje, accedemos a los cartílagos y huesos nasales, para remodelarlos y realizar las modificaciones que sean precisas. Frecuentemente requiere de una reducción del dorso nasal y aproximación de los huesos para obtener una nariz menos prominente en su perfil y más estrecha en la vista frontal. Del mismo modo se suele tener que trabajar sobre la punta nasal, reduciendo el volumen cuando es preciso o simplemente mejorando el contorno y definición de la misma.

Estudio preoperatorio

En Clínica Ángela Ojeda siempre garantizamos la mayor seguridad al realizar todas las intervenciones. Por ello en la consulta preoperatoria se realiza:

Detallada historia clínica y exploración física, con antecedentes personales y patologías previas.

Estudio funcional nasal.

Analítica convencional con estudio de coagulación.

Electrocardiograma

Radiografía de tórax, se requiere en algunas ocasiones.

Además, en determinados casos de desviación del tabique nasal, solicitaremos un escáner (TAC) para un profundo conocimiento de su anatomía antes de la cirugía.

Todas estas pruebas serán valoradas por uno de los especialistas en Anestesiología y Reanimación que forman parte del equipo, quien indicará si su estado de salud es el óptimo para llevar a cabo la intervención con total seguridad y garantías.

¿Cuánto dura la cirugía?

Para garantizar la seguridad y bienestar del paciente, las intervenciones siempre se realizan en el hospital, en condiciones óptimas de higiene y esterilidad.

El procedimiento quirúrgico tiene una duración estimada de 1-2 horas, dependiendo de las necesidades técnicas de cada rinoplastia. La anestesia empleada es general y el tiempo de ingreso en el hospital donde realizamos la intervención es de 24horas.

¿Cómo es la recuperación tras una rinoplastia?

Las primeras horas

Al finalizar la intervención colocamos unos tapones en las fosas nasales, que se retiran 24-48h después. Además llevará una férula externamente aproximadamente 1 semana, con idea de ayudar a la piel a adaptarse al nuevo armazón y proteger la nariz de movimientos no deseados de los huesos nasales.

Los primeros días

El postoperatorio de una rinoplastia no es especialmente doloroso, sino más bien molesto por la dificultad respiratoria asociada a los tapones y edema interno. Para ello nos ocuparemos de pautar la analgesia necesaria, que conseguirá controlar dichas molestias.

Todas las curas y revisiones las realizarán profesionales que forman parte de nuestro equipo médico. Para garantizar la calidad del resultado, individualizamos cada proceso postoperatorio con indicaciones personalizadas. Por ello, consideramos esencial para una correcta recuperación y excelente resultado, seguir las pautas marcadas tanto por la doctora como por su equipo.

A partir de la primera semana

Los primeros 3 – 4 días tras la cirugía es normal presentar inflamación en la cara, especialmente en la zona nasal y periorbitaria. A partir de los 7 – 10 días el aspecto suele ser bueno y podría incorporarse a su actividad laboral. Los deportes sin impacto podrán retomarse de manera progresiva a partir de la 4ª semana, siempre con el consentimiento de su cirujano. Tendrá que tener cuidado y evitar los deportes en los que pueda recibir impactos faciales hasta los 2 meses tras la intervención.

El aspecto deseado no se evidencia justo después de la cirugía, tendrá que esperar unas 3 semanas para que la hinchazón baje y se observen resultados aproximados. Sin embargo progresivamente se irán comprobando los resultados finales, normalmente al 3er mes queda poca inflamación residual, siendo definitivo alrededor del 6º mes.

¿Cuánto cuesta una rinoplastia?

El precio de la rinoplastia depende de la técnica empleada y las áreas a tratar, que varía en función de los deseos y características anatómicas de cada paciente. Por ello, en Clínica Ángela Ojeda le facilitaremos un presupuesto individualizado y acorde a sus necesidades, póngase en contacto con nosotros.